El metal y el comercio pierden empresas en Asturias y las ganan la alimentación y las TIC

Oviedo, Luis GANCEDO – La Nueva España

Varias de las actividades tradicionales que cimentan el tejido productivo asturiano, como la industrial del metal, el comercio o la construcción, están registrando retrocesos en sus números de empresas, a la vez que los subsectores más pegados al cambio tecnológico y a los nuevos hábitos de consumo ganan musculatura, según se infiere del trabajo “Demografía armonizada de empresas” divulgado ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Sus resultados vienen a corroborar también que, en el terreno de la creación de negocios, la recuperación de la economía regional ha sido menos vigorosa que en otras regiones. Conforme a las cuentas del INE, el número total de empresas (73.890 en 2017) creció en Asturias el 1,62% desde 2014, con un incremento neto de 1.183 negocios, en su mayoría de autónomos sin empleados. Tal avance es de una intensidad inferior al promedio del país (4,33%), si bien comparte las principales tendencias sectoriales que se observan en toda España. En los siguientes puntos se identifican las principales actividades que sufren pérdidas y las que destacan por sus ganancias.

Bajan. El período al que se refieren los datos (2014-2017) comprende los años inmediatos al final de la llamada Gran Recesión y los primeros de la fase de recuperación. En ese período, la industria y el turismo y otras actividades pegadas al consumo actuaron como motores del producto interior bruto (PIB) dentro y fuera de Asturias. Sin embargo, los datos del INE indican que el número de empresas cayó en Asturias en varios de esos sectores. La región pasó de 999 a 981 empresas en la industria del metal; de 9.032 a 8.883 en la hostelería y de 15.263 a 14.601 en el comercio.

En los tres casos, desaparecieron básicamente negocios de minúscula dimensión (sin asalariados o con menos de cuatro) y crecieron al mismo tiempo las empresas que superan los diez empleos: pasaron de 248 a 253 en el metal; de 153 a 212 en la hostelería y de 315 a 339 en el comercio. Ese balance pone de relieve la importancia del tamaño al abordar las exigencias y transformaciones del mercado (creciente competencia interior y exterior, necesidad de exportar e innovar, expansión del comercio electrónico…).

Suben. Las ganancias de empresas que el INE atribuye a Asturias corresponden a sectores que crecen en el conjunto de España, impulsados por las tendencias del consumo y el desarrollo de las nuevas tecnologías. El número de negocios dedicados a las telecomunicaciones y a la programación y consultoría informática aumentó en cuatro años de 496 a 608. Supone un avance relativo del 22%, superior al promedio nacional (16%), y que es más intenso (38%) entre las empresas con más de diez trabajadores (36 en 2014, 50 en 2017).

Crecen también (el 5%, hasta las 430) las empresas que Estadística clasifica como de “almacenamiento y actividades anexas al transporte”, grupo que incluye, entre otras, las empresas de reparto y logística relacionadas con el impulso del comercio online. Y de nuevo aparecen con resultados positivos los fabricantes alimentarios y de bebidas. Este subsector, señalado tantas veces entre los de mayor potencial para Asturias, gana enjundia: tiene 78 negocios más que en 2014 (hasta alcanzar los 730) y catorce de ellos son compañías con más de diez empleos.

Para más información y programa pulse aquí.

2019-11-22T11:59:56+01:0022 noviembre 2019|