«El ritmo ágil de las ‘startups’ nos obliga a avanzar con ellas»

Para una empresa de grandes dimensiones, poner en marcha iniciativas disruptivas que adapten su modelo a los nuevos tiempos resulta complicado. La gran cantidad de departamentos o la reticencia a impulsar cambios de calado en algo que ya funciona son, por lo general, algunas de las trabas a las que se enfrenta la innovación en las compañías. Precisamente para tirar abajo estas reticencias nació hace dos años Open Innovation 4.0, un programa del Centro Europeo de Empresas e Innovación (CEEI) enfocado en poner en contacto grandes empresas asentadas en Asturias con sendas ‘startups’ locales.

La iniciativa, que ya va por su tercera edición, cuenta en esta ocasión con la participación de Cafento, GAM, Mefasa, Satec, Suaval y Vodafone. Después de una fase inicial en la que se llegaron a recibir hasta 47 propuestas para las distintas necesidades de las empresas tractoras, ayer se celebró la primera reunión entre estas últimas y las ‘startups’. «Las empresas han puesto sobre la mesa proyectos muy variados y el ambiente tras este primer encuentro ha sido realmente ilusionante. Unos con muchas ganas de poner en funcionamiento sus conocimientos y los otros con la intención de encontrar nuevos proveedores solventes que no tenían en el radar», sintetiza la directora del CEEI, Cristina Fanjul.

Pese a que las necesidades planteadas por las empresas son variadas, lo cierto es que la mayoría de los proyectos tienen como base la visualización e interpretación de datos para mejorar, dentro de lo posible, la «toma de decisiones». La mayoría de las iniciativas, por tanto, parten de la base de que la interpretación de lo que pasa en la empresa ayuda a tomar mejores decisiones a medio y largo plazo. «Para ello, se intenta sensorizar a las máquinas para que aporten información útil o se trata de mejorar los procesos de innovación de las compañías», apunta Fanjul tras la celebración de la primera reunión.

Suaval, por ejemplo, ya avanza junto a la ‘startup’ Táctica Tic para poner en marcha una aplicación que ayude a «presentar y analizar los avances productivos en los emplazamientos industriales, basados en el uso de tecnologías de automatización y reconocimiento de procesos». Todo ello, como en el resto de los casos, enfocado a «agilizar la toma de decisiones».

Mefasa, por su parte, ya inició ayer los contactos con Edikal Maquinaria para desarrollar una plataforma de almacenaje de datos de su maquinaria «con la finalidad de realizar un seguimiento del proceso y una predicción de problemas». Se espera que empresas y ‘startups’ terminen de definir los proyectos durante este año y, así, 2020 servirá para aplicar «sobre el terreno» las propuestas.

Para leer la noticia completa y pulse aquí.

2019-06-21T10:47:49+02:0021 junio 2019|