Escasean los expertos en ciberseguridad, pese a la alta demanda

Oviedo. Jose Luis Salinas.

Faltan profesionales que se dediquen a luchar contra los ciberataques. La advertencia la lanzan las propias compañías informáticas y la carencia se reconoce también desde ámbitos universitarios asturianos. En Asturias hay pocos profesionales que se dediquen a esto, pero los que hay están muy cotizados, coinciden ambas fuentes.

Uno de los principales problemas, señala Francisco Menéndez, de la compañía Contein XXI y vocal del Clúster TIC (el organismo que engloba a las compañía tecnológicas de la región), es que en la carrera de Informática ni siquiera hay ninguna asignatura relacionada con la ciberseguridad. “Es algo que no está incluido en los planes de estudios”, apunta, con lo que, al final, el que se acaba dedicando a esto es por una cuestión meramente vocacional. Eso sí, sus sueldos suelen ser muy elevados. “Los que se dedican a esto sulen estar muy bien pagados”, asegura el empresario-.

Una tesis similar defiende el experto en ciberseguriadad y profesor de la Universidad de Oviedo Xabiel García Pañeda, que explica que “los que se suelen dedicar a esto son aquellos que hacen Ingeniería Informática o Telecomunicaciones”. Hace cuentas y apunta que, generalmente, de las promociones que salen cada año de la Universidad, unos 75 por cada una de esas carreras, sólo una parte mínima, “diez como mucho”, se dedican a temas relacionados con la ciberseguridad. Las cuentas no salen para conseguir atender al fuerte incremento de la ciberdelincuencia. “Es algo para lo que necesitas formarte de manera muy específica y, ademas, es un trabajo que acaba generando un enorme estrés”, apunta García Pañeda.

Un estudio de la agencia de colocación especialista en perfiles digitales The Valley Talent asegura que en sólo tres años, de aquí a 2022, serán necesarios en Europa 350.000 profesionales dedicados a la ciberseguridad, y coincide en que se está convirtiendo en uno de los perfiles cada vez más demandados por las empresas. “El problema es general”, asegura Menéndez, que añade que hace unas semanas tuvo que ir a auditar algunas incidencias relacionadas con el cibercrimen en Grecia y en Dinamarca. La hiperconectividad está además provocando que los criminales encuentren nuevos rincones por los que atacar.

 

Para leer la noticia completa, pulse aquí.

2019-03-04T10:28:44+02:004 marzo 2019|