La digitalización para el crecimiento de las pymes

La Nueva España. Carlos Paniceres, Presidente de la Cámara Oficial de Comercio de Oviedo

La tecnología está cambiando profundamente la manera en que producimos y consumimos. Es necesario que los modelos de negocio de las empresas tengan en cuenta estos rápidos cambios y sean capaces de adaptarse para poder mantener e incrementar su actividad. La economía digital impulsa el crecimiento y el empleo de calidad, además de mejorar la productividad e impulsar la internacionalización y el crecimiento de la dimensión empresarial. Las grandes empresas españolas son ya parte activa de este proceso de digitalización que, en muchos casos, lideran a nivel internacional. En Asturias tenemos ejemplos de empresas líderes que han hecho este proceso de forma exitosa. Pero la clave está en implicar también a las pymes que suponen más del 99% de nuestro tejido productivo. Las pequeñas y medianas empresas deben de conocer que la digitalización no es una opción sino una condición esencial para asegurar su supervivencia.

El cliente exige una relación clara, veloz, ubicua, eficaz, personalizada, consistente, transparente, confiable, segura y recíproca, donde se sienta escuchado y comprendido. Una pyme digitalizada puede adaptarse a este nuevo cliente haciendo uso de la tecnología. Por tanto, la digitalización es una oportunidad para reorientar los modelos de gestión y de generación de valor para ganar la atención, la confianza y crear una vinculación con el nuevo consumidor digital Las Cámaras de Comercio hemos de constituirnos en agentes del cambio, del progreso y la modernización del país a través de la internacionalización de las empresas, es decir, su adaptación a la globalización, y a través de la innovación, la transferencia tecnológica y la transformación digital del tejido productivo. Por esa razón, desde las Cámaras de Comercio y liderada por la Cámara de España, se ha lanzado la Estrategia España Empresa Digital, en la que la Cámara de Oviedo, junto con la de Avilés y Gijón, van a jugar un papel protagonista. El objetivo es impulsar la transformación digital de nuestro tejido productivo, particularmente de las pymes. Esta Estrategia se compone de tres instrumentos:

“Debemos profundizar en la transformación digital del sector turístico, siendo los territorios rurales claves para este avance”

El primero, es el informe “La digitalización como palanca de competitividad de la pyme”, que constituye un pormenorizado análisis del entorno digital y contiene una batería de casi 50 medidas concretas para impulsar el proceso de digitalización de las pymes españolas.. En este trabajo se trata de aclarar, ordenar y, me atrevería a decir, desmitificar las actuaciones que las pymes deben considerar en el ámbito de su propia digitalización para asumir el desafío y ser competitivas. Les puede ayudar a entender los beneficios del cambio y, en sentido contrario, los riesgos de no abordarlo.

El segundo es la guía básica para la transformación de la pyme, un documento ejecutivo que incluye el catálogo de medidas que las pymes deben analizar y en su caso abordar para adaptarse a un entorno de proveedores y clientes que ya está profundamente digitalizado y que demanda los servicios de otra manera. El tercer elemento de la estrategia es la web, empresadigital.es, que incluye, además de toda la información ya mencionada, un completo catálogo de ayudas y herramientas disponibles para la digitalización, tanto de ámbito nacional como autonómico.

Entre estas ayudas figuran de manera destacada las que se ofrecen desde las cámaras de comercio, como el programa TicCámaras, que pone a disposición de las pymes diagnósticos personalizados, soluciones tecnológicas a aplicar adaptadas a cada empresa y ayudas económicas con cargo a fondos europeos FEDER. La Cámara de Oviedo está firmemente comprometida en esta tarea. Pero, como en cualquier reto de alcance, para alcanzar el éxito hace falta la determinación y coordinación conjunta de los poderes públicos y el sector privado. Es por ello que desde las Cámaras de Comercio de Asturias ya nos hemos puesto a disposición del Gobierno de Asturias para colaborar en esta tarea en el marco del programa nacional.

La colaboración púbico privada es la esencia de las Cámaras de Comercio, y este campo en concreto es un lugar adecuado para aunar esfuerzos y estrategias. Una última reflexión sobre un sector, el turismo, debemos de profundizar en una política de transformación digital que permita a los negocios evolucionar tecnológicamente al mismo ritmo que la sociedad, uniéndonos paralelamente a una red de destinos inteligentes, siendo los territorios rurales claves para avanzar en esta línea.

 

2019-09-10T11:08:43+01:0010 septiembre 2019|